Frenar el afán comprador de Tencent puede venirle hasta bien | Opinión


China podría estar haciéndole un favorcito a Tencent. Sus compras la han llevado a una posición dominante en varios sectores. Esa estrategia parece cada vez más insostenible a medida que los antimonopolio intensifican su escrutinio. Pero hacer menos operaciones podría resultarle beneficioso a largo plazo.

La poderosa Administración Estatal de Regulación del Mercado ha dado a conocer hace poco un borrador de normas contra el comportamiento monopólico en web. Tencent minimizó el impacto potencial, pero la agencia ha hecho otro disparo de advertencia esta semana, multando a una de sus filiales, a Alibaba y a otra empresa por no informar adecuadamente sobre fusiones pasadas para su revisión.

Las autoridades reconocen que la sanción, de 76.000 dólares, es mínima comparada con el tamaño de Tencent, pero también envía un claro mensaje de que se toman en serio el management de los gigantes de la tecnología: están investigando una fusión de dos compañías de e-sports apoyadas por Tencent. Otras transacciones, incluida la exclusión de Bolsa del buscador Sogou, también están siendo analizadas.

El grupo lleva años intentando consolidar rápidamente su cuota de mercado en nuevas áreas. La unión en 2014 de su unidad de libros electrónicos con un rival de primera línea creó lo que ahora es China Literature, de 7.400 millones de dólares. Un acuerdo comparable entre su streaming de música y China Music Corp en 2016 allanó el camino para la exitosa OPV de Tencent Music Leisure dos años después. Entonces dominaba un 80% de ese incipiente mercado. La fusión prevista de DouYu y Huya también haría que controlara el streaming de videojuegos.

Aún no hay indicios de que las firmas chinas se vean obligadas a deshacer acuerdos pasados o a disgregarse, pero las futuras compras de Tencent podrían ponérsele más difíciles. Eso podrían celebrarlo los accionistas. Las fusiones del grupo tienen un historial diverso, mientras otras, como la exclusión de Sogou, ofrecen beneficios estratégicos reducidos. Un Jack Ma menos adquisitivo puede ser, en última instancia, algo bueno.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías



Source link

Exit mobile version