Dolores y malestares digestivos: además de la comida, ¿qué los genera?


El fin de año siempre es una época que genera un poco más de tensión. La cercanía de las fiestas, la organización y la búsqueda de regalos hacen que tengamos más cosas en la cabeza que lo regular. Y si le sumamos que 2020 fue un año particularmente difícil por el contexto de la pandemia, lo es todavía más.

Si bien cada organismo es distinto y procesa lo que le pasa de diferentes maneras, es muy común que este tipo de tensiones se manifieste en el cuerpo por medio de malestares digestivos. Por eso, es possible que muchos se den cuenta de esto a partir de experimentar diversos tipos de síntomas.

A su vez, el sistema digestivo tiene su propio sistema nervioso, denominado entérico, que está compuesto por unos 100 millones de neuronas. Este sistema, también conocido como “segundo cerebro” o “cerebro intestinal”, recibe mensajes del cerebro principal, pero puede funcionar independientemente de él.

El equilibrio entre estos dos tipos de señales afecta no solo a la velocidad en que los alimentos se mueven a través del sistema digestivo sino también a la absorción de nutrientes, a la secreción de jugos digestivos y al nivel de inflamación.

Hay varias maneras de mejorar la actividad digestiva para prevenirlos. Algunas de las más utilizadas son adquirir nuevos hábitos como ejercicios de relajación, meditación y mindfulness. Este tipo de técnicas se basa principalmente en el management de la respiración.

Pero para los casos en que los síntomas ya están presentes, existen los antiespasmódicos. Uno de ellos es Sertal, cuyo principal componente activo es el propinox y está indicado para el alivio de los dolores o malestares digestivos. No sólo la comida puede provocar molestias digestivas, también lo hacen los nervios, la adrenalina, las emociones fuertes y la ansiedad. Este medicamento de venta libre está indicado para adultos y mayores de 12 años, y pueden tomarse de 1 a 2 comprimidos, hasta 4 veces al día por vía oral.

Su efectividad radica en que rompe el espasmo por acción directa relajando el músculo liso afectado. De esta manera, se obtiene una solución rápida y efectiva para este tipo de dolores, para que las preocupaciones que se presenten no tengan consecuencias en el área digestiva.

Aunque los espasmos suelen ser algo común en esta época del año, si se identifica su presencia durante varios días seguidos se recomienda acudir al médico para descartar cualquier problema. Es común que con ligeros cambios en nuestra dieta y con el aumento de productos saludables se disminuyan o eliminen las molestias.





Source link

Exit mobile version